Departamento de Justicia de EU pide investigar crecientes casos de violencia contra ciudadanos asiáticos

Departamento de Justicia de EU pide investigar crecientes casos de violencia contra ciudadanos asiáticos

WASHINGTON, 26 feb (Xinhua) -- Altos funcionarios del Departamento de Justicia de Estados Unidos dijeron este viernes que el reciente aumento de la violencia y los incidentes de odio contra los estadounidenses de origen asiático en el país es inaceptable, y prometieron investigar esos casos y otros delitos de odio.

Estos "horribles ataques contra estadounidenses de origen asiático en todo el país" no tienen "cabida en nuestra sociedad", subrayó el fiscal general adjunto John Carlin en una rueda de prensa sobre terrorismo nacional, y agregó que el Departamento de Justicia está "comprometido a ponerles fin".

Carlin sostuvo que los agentes y fiscales del departamento "revisarán videos recientes de Nueva York y California para ver esos horribles ataques dirigidos a los estadounidenses de origen asiático, para darse cuenta de cuán graves son las amenazas".

Ejemplos notorios de ciudadanos norteamericanos de origen asiático que fueron insultados durante la pandemia de COVID-19 son una mujer que hacía fila en una panadería en Nueva York y fue empujada contra una caseta metálica en la que se vendían periódicos y un anciano de 91 años también empujado al suelo por un hombre en el Barrio Chino de Oakland, en California.

En otro crimen atroz, Vicha Ratanapakdee, una estadounidense tailandesa de 84 años, fue atacada a muerte en San Francisco el 31 de enero. El sospechoso, Antoine Watson, de 19 años, fue arrestado bajo sospecha de asesinato, abuso de ancianos y agresión con un arma mortal.

"El aumento del extremismo violento doméstico es una amenaza seria y creciente para la seguridad pública y la seguridad nacional, desafortunadamente la violencia motivada por el extremismo, el odio, la intolerancia y el racismo ha sido un hecho persistente y trágico a lo largo de la historia de Estados Unidos", recordó Carlin.

El funcionario agregó que su despacho se comprometerá con tres pilares específicos para abordar el problema, "siguiendo los datos y la inteligencia, protegiendo las libertades civiles y adoptando un enfoque de uso de todas las herramientas".

La primera vicefiscal general adjunta de la División de Derechos Civiles, Pamela Karlan, informó en un comunicado en la mañana del mismo viernes que Estados Unidos "actualmente enfrenta desafíos sin precedentes, algunos de los cuales están alimentando un aumento de la intolerancia y el odio".

Añadió que la División de Derechos Civiles está trabajando con la Oficina Federal de Investigaciones, los fiscales federales y las fuerzas del orden locales para "evaluar posibles delitos de odio".

Stop AAPI Hate (Detengan el Odio contra Estadounidenses Asiáticos e Isleños del Pacífico), un grupo que rastrea la discriminación contra los ciudadanos norteamericanos de este origen alertó que había recibido más de 2,808 relatos de odio contra los asiáticos desde mediados de marzo de 2020 hasta fines del mismo año.

Según la agrupación, las agresiones físicas representaron el 8.7 por ciento de esos incidentes, mientras que el 70.9 por ciento involucraron agresiones verbales.

Indignados por la violencia contra los asiáticos, los miembros del Caucus Americano del Asia Pacífico en el Congreso (CAPAC, sigla en inglés), un grupo bipartidista y bicameral en el parlamento, pidieron recientemente al Legislativo aprobar la Ley de Renuncia al Odio, que ha estado estancada desde su introducción en 2019.

La presidenta de CAPAC, Judy Chu, una demócrata de California, indicó la semana pasada que la comunidad asiático-estadounidense había "llegado a un punto de crisis que no puede ser ignorado".

Chu responsabilizó de la estigmatización contra los estadounidenses de origen asiático al expresidente Donald Trump y a los republicanos, que se refirieron al coronavirus como el "virus de Wuhan", la "plaga China" o la "Kung-Flu" o gripe del Kung Fu.

 

Notas Relacionadas: 

Joe Biden renueva declaración de estado de emergencia nacional por COVID-19

 

Foto: Cortesía 

 

 

 

También te puede interesar: