CDMX retoma tecnología inspirada por China para identificar cadenas de contagios de COVID-19

CDMX retoma tecnología inspirada por China para identificar cadenas de contagios de COVID-19

(Xinhua) -- La Ciudad de México no dará tregua frente a una segunda ola de contagios de la enfermedad del nuevo coronavirus (COVID-19), por lo que se apoya en tecnología basada en código QR o de respuesta rápida, inspirada por China para identificar y cortar cadenas de contagios en espacios cerrados, según las autoridades capitalinas.

El modelo QR funciona en la capital mexicana desde el 18 de noviembre pasado en distintos establecimientos con flujo de personas como bancos, cines, clubes, gimnasios, museos, oficinas, plazas comerciales, restaurantes, teatros y templos, entre otros.

Debido al éxito obtenido, las autoridades locales han ampliado el modelo a farmacias, supermercados y tiendas de autoservicio, además de que se replicará en el servicio de transporte público y de concesión como en algunas ciudades de China.

Los responsables de establecimientos están obligados a registrarse al sistema para la identificación de contagios en espacios cerrados y una vez que cuentan con su código QR personal, deben ponerlo a la entrada de los locales para que las personas puedan escanearlo con sus teléfonos celulares para poder acceder.

Cuando el sistema detecta que una persona que se registró estuvo en el mismo lugar y a la misma hora que otra positiva a la COVID-19, debe notificarle vía mensaje de texto corto (SMS) o por medio del servicio telefónico Locatel.

Se le orienta entonces para hacerse una prueba que confirme o descarte la presencia del nuevo coronavirus, además de recibir orientación médica y la recomendación de permanecer en aislamiento.

El director de Gobierno de la Agencia Digital de Innovación Pública (ADIP), Eduardo Clark García, sostuvo para Xinhua que a partir del ejemplo de China buscan la manera de replicar el mismo mecanismo, "pero adecuándose a lo que es posible en México en los sentidos técnicos, operativos y normativos".

Clark García expuso que se busca el mismo objetivo, que es "minimizar los riesgos de gran propagación de la enfermedad", es decir, combinar el cuidado de la salud con la actividad empresarial.

El funcionario capitalino confió en que todas las medidas sanitarias llevadas a cabo hasta ahora, incluido el código QR, puedan aminorar los casos de la COVID-19, además de la enfermedad de influenza.

Dijo que por primera vez desde el 28 de febrero pasado, cuando se documentó en México el primer paciente de la COVID-19, "en las últimas semanas ha habido un repunte constante de hospitalizados".

"Si bien privilegiamos la salud, también tenemos el rol primordial de la economía para sostener a las familias de la ciudad, para generar empleos y bienestar", consideró.

"Y por eso ante este incremento (en los contagios) decidimos buscar otras prácticas internacionales y evaluar muchos sistemas QR", explicó.

"Puede ser muy útil para prevenir a la ciudad, aunque no sea una medida obligatoria para la ciudadanía, pero es importante entender que es un mecanismo para notificar lugares donde den positivo y notificar a las personas con las que convivieron", indicó Clark García.

La capital mexicana, con una población de alrededor de 9 millones de habitantes, es el epicentro de la pandemia del país, tras detectar el primer contagio procedente de Italia y es la localidad con más contagios, al acumular hasta el lunes 233,577 casos confirmados y 18,268 defunciones.

El restaurante "Doña Vero" es uno de los establecimientos que ha adoptado la disposición al invitar a sus clientes a registrarse con el código QR, además de medir su temperatura corporal y mantener una sana distancia en el lugar, localizado en el barrio Roma, en la parte central de la capital mexicana, zona con muchos restaurantes y lugares para comer.

"La mayoría de la gente lo está tomando bien y son muy pocos los casos que se han negado al registro digital", comentó a Xinhua el gerente del restaurante gourmet de antojitos mexicanos, Camilo Ayala.

"Si bien dice el gobierno de la ciudad que no es obligatorio nosotros sí lo estamos fomentando, porque finalmente es otra medida que se está implementando para evitar reducir cadenas de contagio", dijo.

Para Ayala, la prioridad es mantenerse sano y seguir con la atención a los comensales que llegan al lugar, además de que ellos a su vez se sientan más seguros con el novedoso sistema del código QR para identificar y cortar cadenas de contagios en espacios cerrados.

En tanto, a la comensal Laura Roderick, quien degustaba un platillo mexicano de chilaquiles, le pareció positiva la implementación del sistema en establecimientos y negocios cerrados, junto con otras medidas como el lavado de manos y el distanciamiento social.

De acuerdo con este sistema, si el cliente no cuenta con un teléfono inteligente puede mandar un código mediante un mensaje corto al 51515 y generar así el registro.

Al igual que los propietarios del restaurante "Doña Vero", los responsables de otros establecimientos confían en el apoyo de las autoridades y evitar un nuevo cierre como a finales de mayo pasado, lo que para ellos golpearía su economía y significaría el despido de empleados o hasta la quiebra.

La Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, expresó recientemente que el sistema QR de China "ha resultado un éxito".

Sheinbaum llamó además a la ciudadanía a seguirse cuidando, ante el temor de una saturación en hospitales y más decesos, ya que la capital del país se encuentra en naranja (alerta al límite) del semáforo epidemiológico, es decir, está a punto de pasar al nivel rojo que restringe actividades no esenciales.

En la urbe se ha elevado también el número de pruebas para detectar la presencia del virus, además de obligar a negocios no esenciales a cerrar a las 19:00 hora local, mientras que los restaurantes deben tener un aforo máximo del 30 por ciento y su límite de horario es a las 22:00 hora local.

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, calificó hace poco de "muy preocupante" la situación en México por el número de contagios y muertos debido a la pandemia.

México acumuló hasta el lunes 1,182,249 casos confirmados y 110,074 fallecimientos desde el inicio de la pandemia en el país.

 

Por Edna Alcántara y Wu Hao