Migrantes son alojados en "hotel filtro" en frontera de Ciudad Juárez por COVID-19

Migrantes son alojados en "hotel filtro" en frontera de Ciudad Juárez por COVID-19

(Xinhua) -- Más de medio centenar de migrantes que han necesitado cumplir una cuarentena por la COVID-19 en la mexicana Ciudad Juárez, ubicada en la frontera con Estados Unidos, se han alojado en un "hotel filtro", iniciativa que cuenta con el respaldo del gobierno local, la sociedad civil y empresarial y el ámbito académico.

La propuesta fue encabezada por la Organización Mundial por la Paz (OMPP) y de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y propone que migrantes indocumentados puedan cumplir cuarentena hasta confirmar si padecen o no de COVID-19 en la frontera, tras el cierre de los refugios fronterizos.

"Es una bendición para mí que no me hayan dejado abandonada, que no me dieran la espalda", explicó una mujer centroamericana de 32 años, que llegó hace unos días con un embarazo avanzado al lugar acompañada de sus tres hijos, de entre 9 y 3 años.

En un comunicado de la OIM, aseguró que las familias migrantes encuentran un espacio seguro para permanecer en una habitación limpia y juntos mientras deciden lo que harán después de cumplir con la cuarentena.

De acuerdo con la representante de la OMPP y coordinadora del "hotel filtro", Rosa Mani, señala que cada beneficiario que llega recibe un trato digno. Además, detalló, cada persona pasa por un proceso de sanitización, por un área de registro con personal médico, y puede permanecer en las instalaciones del hotel hasta por dos semanas de manera gratuita recibiendo apoyo psicosocial, clases de lengua y talleres de lectura, entre otras actividades.

El "hotel filtro" se abrió el pasado 9 de mayo y está ubicado en las instalaciones del Hotel Flamingo y cuenta con una capacidad máxima de 108 personas.

"El objetivo de apoyar con una estancia transitoria a personas migrantes que hayan llegado a la ciudad o perdido sus ingresos como consecuencia de la contingencia de COVID-19, y no tengan un espacio en el que evitar contagios", añadió.

En tanto, una familia de Michoacán, oeste de México, agradeció a los responsables de la iniciativa toda vez que coincidieron que ante las actuales circunstancias, sería difícil encontrar un espacio en Ciudad Juárez para permanecer en un cuarto limpio y todos juntos mientras deciden qué harán en los próximos días, en tato que los niños reciben clases de una maestra que los visita regularmente.

A decir del jefe de familia, salieron aprisa de su comunidad de origen con lo justo, "los papeles y la ropa", tras recibir amenazas, y quieren reunirse con una pariente que vive en Estados Unidos.

El espacio está subdividido en zonas para hombres, mujeres y familias; un área de atención para personas con necesidades especiales (mujeres embarazadas, personas que no hablan español, adultos mayores o quienes tengan necesidad de atención médica especializada), y una zona de aislamiento para personas que puedan presentar síntomas de COVID-19.

Ciudad Juárez es una urbe que en el último año se ha convertido en uno de los principales puntos de migración hacia Estados Unidos, sobre todo desde la entrada en vigor del programa "Quédate en México" (o Migration Protection Protocols, MPP), con presencia de migrantes de Honduras, Guatemala, El Salvador, Brasil, Cuba, Ecuador y Perú, entre otras nacionalidades.

De acuerdo con datos proporcionados por la OIT, por Ciudad Juárez se estima transitaron entre enero y mayo de 2020 al menos 11.000 personas migrantes, 8.000 de las cuales fueron deportadas desde Estados Unidos en esos meses. Entre ellas cerca de un millar son mexicanos desplazados por la violencia, y poco más de 2.000 retornadas bajo el programa MPP.

Entre esas personas migrantes, la OIM estimada que algo más de 1.200 se encuentran en albergues, y entre 4.000 y 6.000 personas, dispersas en la ciudad, en alojamientos por cuenta propia o en situación de calle.